Toldos Bajantes Verticales

Descripción

Toldos Bajantes verticales: guardan la intimidad permitiendo un paso de luz, protegen del sol y contribuyen a proporcionar una temperatura interior óptima

Los toldos bajantes verticales son una variante especial de los toldos para fachadas:

Enrollables, sin brazos, de funcionamiento vertical mediante el peso de su barra de carga.

Las fachadas acristaladas marcan tendencia y sobre ellas los toldos verticales juegan un papel importante:

Reducen el consumo energético del edificio y mantienen la intimidad de su terraza.

Pueden ir equipados con sujeciones de la barra de carga a los alfeizares de la ventana,

De esta forma, una vez bajado completamente, las sujeciones aportan una tensión extra.

Admite tejidos acrílicos y técnicos tipo Screen y Soltis.

La variedad de lacados de sus herrajes en diferentes colores permite adecuarse a la carpintería metálica existente.

Este tipo de toldo puede ir guiado a través de cable de acero, guías, varillas o sistema ZIP de cierre a través de cremallera

En función de la intensidad de viento que deba soportar:

Sus guías laterales pueden ser en aluminio, varilla de aluminio o cable de acero, permitiendo no bajar el toldo completamente y evitar su movimiento de oscilación con el viento.

Existe la posibilidad de motorización e incorporar automatismos (sensores de viento, sol, lluvia)

La bajante vertical puede ser equipada de un cofre para su protección y mayor durabilidad.

Toldos Bajantes verticales con guías: permiten la instalación con cable, varilla o guia zip.

Especialmente diseñados para cierres verticales de huecos exteriores.

Toldos Bajantes verticales con cable / varilla:

El sistema vertical guiado por cable de acero nos genera una sombra fresca y una luz agradable.

Especialmente indicado en fachadas pequeñas y medianas.

Su desplazamiento se realiza guiado por unas varillas de acero que permiten la fijación de altura con total seguridad frente al viento.

Es un modelo ideal para la utilización de tejidos técnicos y microperforados para regular la entrada de luz.

Ambas opciones con posibilidad de fijarse a la pared o al suelo

Toldos Bajantes verticales con cremallera (también denominados ZIP) motorizados:

La característica principal de este sistema, es que están dotados de un sistema patentado que cierra completamente los espacios laterales.

De este modo, garantiza una estabilidad máxima de la guía inferior de la lona.

Además, supone una gran solución para oscurecer totalmente la estancia a proteger.

Las cremalleras discurren entre unas mínimas guías laterales.

La bajante vertical con cremallera siempre viene equipada de un cofre para su protección y mayor durabilidad.

El cofre- cajón es de aluminio, compuesto por una parte fija y una cubierta desmontable que permite un fácil mantenimiento del mismo.

Así, se permite un perfecto deslizamiento y detención de la guía de la tela.

La guía está compuesta de dos perfiles: soporte y cubierta; es rápida y ágil de instalar e inspeccionar.

Sistema indicado para instalaciones interiores o exteriores, especialmente donde se requiere protección elevada contra el viento u oscurecimiento total.

Tubo de enrolle en acero galvanizado de 78 y 85 mm de diámetro, con ranura para facilitar el montaje y desmontaje del tejido.

Las guías laterales son de aluminio (42,2 x 65 mm) y están compuestas de dos partes desmontables.

El tejido está soldado con el sistema ZIP para mantener toda la longitud del mismo dentro de las guías.

 

Ventajas de los Toldos Bajantes Verticales con Cremallera:

– Protección solar y ahorro energético.

– Reduce el calor interior en su hogar y evita los reflejos de la luz molesta.

-También tendrá una protección contra los mosquitos con renovación de aire en el interior de su hogar.

– Extremadamente resistente al viento por sus 2 cremalleras termosoldadas en los laterales del tejido.

– El paso de luz y viento cambia según los tejidos seleccionados.

Vertical Cortaviento

Los toldos verticales con guía ancha, representan un modelo que complementa perfectamente los toldos con estructura.

Especialmente indicado para cerramiento de restaurantes y pérgolas.

Aportan un cierre casi hermético frente a la lluvia y viento moderado.

Se desliza a través de unas guías anchas y se fija mediante pestillos interiores de acero inoxidable, que bloquean el sistema (cierre de seguridad).

Opcionalmente se puede reforzar con perfiles intermedios y permitir visibilidad en el exterior a través de ventanas de pvc transparente o ventanas inglesas.

La estructura de aluminio se puede lacar a tono con la estructura que complemente.

Wind-Blocker

Como complemento al actual toldo cortavientos, se ha desarrollado el sistema Wind-Blocker el cual se caracteriza principalmente por su hermeticidad, debido a que la lona va guiada, en sus 2 extremos, por una varilla de aluminio a lo largo de todo su recorrido vertical por las guías.

Esta mejora técnica permite que, ante los esfuerzos frontales del viento, la lona no se pueda salir de las guías.

Con una línea máxima de 5 m. y una salida máxima de 3 m.

Al igual que en todos nuestros productos, los ensayos realizados a este sistema por nuestro departamento de I+D+i garantizan el cumplimiento de la normativa europea EN-13561:2004+A1 clase 1 de resistencia al viento.